Bares con valor añadido

publicado en: Cultura | 0

Existen lugares que nos encantan, no hace falta decir más. Hoy os presentamos dos bares para tomar alguna cosa, desayunar, o picar algo a media tarde o por la noche…

El valor añadido lo ponen su arquitectura y la decoración. El café Baixamar es un bar que encontraréis en el puerto de Maó en lo que antiguamente fue un almacén de grano. Sus vigas son mástiles de barco y la decoración está ornamentada con antiguas farolas, esculturas de madera…,en el piso superior podréis ver baldosas con curiosos dibujos sobre la Ilíada. El bar también es sede de pequeñas exposiciones de artistas isleños, pintores, fotógrafos… y sus bocadillos “hechos a medida” son fantásticos.

Cristanal y Gradinata está situado en la calle Isabel II de Maó, en lo que habían sido las cuadras y la entrada del personal del servicio de una casa señorial, y es verdad como se dice en el libro “Comercios de siempre”, del Ateneo de Mahón, recuerda, y mucho, a algunos bares de París. Además de probar sus pequeños bocadillos conocidos como “Manolitos”, veréis aparatos de radio, botellas de cerveza y sifones decorando las paredes de este bonito local.

Lo que siempre os decimos: ¡que disfrutéis!